Antes antes que nada hay que decir algo, se sale del clóset:

 

Solo cuando tú quieras y te sientas listo para hacerlo.

No lo hagas solo porque alguien más te dice que debes hacerlo.

 

 

Dejando claro lo anterior, ahora si, podemos arrellanarnos en el sillón favorito, ir por chocolate & donas y disfrutar de un choro más de esta web merecedora del Premio Caguama, a la web mas barata, mareadora y con mayor contenido de la red: chavosychavos.com

 

¿Que es eso de "Salir del Clóset"?

Es decirle a alguien algo así como: "Soy gay", "Me hace agua la canoa", "Oiga couch: como que cuando me toca batear, como que bateo medio chueco", "Me gusta mi compañerito de banca", "Más que el agua, me gusta el repartidor de Electropura", o ya sin tanta payasada, pues que gustan más los weyes que las huellas, más los chavos que las chavas.

Y porqué salir del clóset?

No sé, me imagino que hubiera sido mejor decir: "abordar el avión", "prender el dvd" o "meterse al jacuzzi", pero así le pusieron y pss ya.

¿Porqué hacerlo?

Ahhhhhhhh ya empieza lo interesante!

¿Para qué salir del clóset?

Verdad que sería más fácil meterse al jacuzzi? Pero bueno...

¿Para qué salir del clóset?

Esta es la primera pregunta que debes hacerte si ya lo estás considerando.

Debes hacer un balance de lo que quieres y de lo que te puede dar el salir del clóset. Los pros y los contras.

 

 

Si te sientes bien dentro del clóset y no tienes necesidad, tampoco tienes porque sentirte obligado a salir.

 

 

 

Pero si el mentado clóset te empieza a quedar chico e incómodo y tienes ganas enormes de decir que has conocido a alguien super chido y que estas enamoradísimo (aunque no lo creas y suene cursi, a veces pasa), o te sientes mal por dar evasivas o de plano no te gusta mentirle a tu familia, o si realmente quieres decirle a tu familia lo que sientes, las dudas que tienes, y quieres y necesitas su apoyo, si estar dentro te hace más infeliz que feliz, entonces quizá es tiempo de que abras las puertas.

 

Pero antes de hacerlo,

y para que salga lo mejor posible (aunque nunca se puede asegurar nada), es necesario que tengas en cuenta algunas cosas:

¿Cómo son y cómo piensan las personas a quienes planeas decirles y cómo crees que reaccionarían? Es alguien alivianado, liberal, comprensivo, o es alguien muy conservador, cerrado y estricto.

Tomando en cuenta esto, debes valorar si realmente será bueno que le digas. Trata de imaginar que es lo que pasaría. Algunos chavos se lo dicen a algunos miembros de su familia, como a hermanos o a solo uno de sus padres, y a otros no. Otros se lo dicen solo a sus amigos. Otros chavos se lo dicen a todos, otros no se lo dicen a nadie.

Cada quien va eligiendo cuando y a quién.

Y si ya decidiste que lo vas a hacer debes prepararte. Elige un buen momento, cuando te sientas con mas ánimos, porque seguramente vas a tener que responder muchas preguntas, y quizá tratar de tranquilizar a la otra persona.

Yo sé que no siempre es fácil, sobre todo las primeras veces y con los papás, pero si ya lo has decidido, pues mejor elegir un buen momento.

Y antes de decirles recuerda cómo te sentiste tú la primera vez que se te ocuurió que podrías ser gay. ¿Qué sentiste? Quizá nada, pero a lo mejor sí miedo, o rechazo o negación y quizá te haya llevado algún tiempo aceptarlo.

Bueno... quizá es lo mismo que sientan ellos y seguramente les llevará también algún tiempo comprenderlo y aceptarlo.

Por eso debes ser paciente y tratar de ser fuerte por si la reacción no es tan buena.

A veces una mala reacción no significa que hayan dejado de quererte, pero tendrán que irse quitando una montaña de ideas equivocadas y prejuicios acumulados. Y tu tendrás que ayudarles.

Por eso es bueno que antes de decirles, estés bien informado, para contestar a sus preguntas como se debe. Ten en cuenta que en general la gente sabe de los gays solo por lo que ve en televisión y eso no es lo mejor y muchas veces ni siquiera es la verdad. Así que seguramente te preguntarán cosas que, tal vez, pienses que son absurdas, pero para ellos quizá sea una duda real.

Si a quien se lo dijiste es una persona que te quiere mucho, probablemente lo que sienta y piense es que estás en un grave problema. Y seguro se preocuparán porque piensan que tendrás una vida como la que tienen los personajes gays de la televisión o de las historias y cuentos que recorren la calle. Por eso seguro se sentirán más que preocupados, pero debes hacerles ver y sentir que no hay razón para tal preocupación, que tu seguirás siendo el mismo y que tus planes y tus metas nada tienen que ver con tu orientación sexual.

Así que les vas a tener que ir respondiendo a sus preguntas y todo. Todo lo que tú tuviste que pasar para aceptarte a ti mismo, ellos lo pasarán. Pero tu ya lo pasaste y estás chavo y por lo tanto eres más flexible que la mayoría de la gente mayor, así que aunque tu estés pidiendo su comprensión, también debes ser comprensivo. Sólo piensa que tan fácil es para ti aprender a usar un nuevo ipod o algún programa de compu, o algún nuevo control remoto y cuánto les cuesta a ellos aprender.

Y no sólo eso. Seguramente también se sentirán algo desorientados, sin saber que hacer y sobre todo solos. Quizá les ayude saber de las experiencias de otros papás en esta situación. Hay páginas de internet al respecto, quizá puedas imprimirles algunas, o fotocopiarles o regalarles algún libro (en la sección de Literatura hay uno).

Quizá te digan que es solo una etapa y que después se te pasará, o que necesitas terapia o algo para que te curen. Y pss ya les explicarás que onda. Pero como sea esto ya es un avance ¿no? Que de alguna manera lo medio acepten.

Pasará algún tiempo hasta que lo acepten , se resignen o lo comprendan y poco a poco las cosas se irán normalizando.

Aunque siendo sinceros, hay que decir que las cosas no siempre salen tan bien. Así que mas vale ser cuidadosos

 

A continuación copio y pego algunos puntos rápidos que me encontré por ahí* y que son buenas recomendaciones:

 

  • Antes de hacerlo piensa qué tan a gusto te sientes contigo mismo. ¿Estás dispuesto a platicar acerca de tu orientación sexual?

 

  • Presta atención a los comentarios y a las conversaciones de la gente a tu alrededor. De algún modo sus palabras revelan lo que sienten acerca de la homosexualidad. Pero recuerda que esos sentimientos pueden cambiar al revelarles tu verdadera orientación. Su reacción puede ser entonces más negativa o más positiva.

 

  • Por lo general es más seguro decírselo a una sola persona a la vez. La gente está menos dispuesta a proteger lo que dice cuando está a solas contigo.

 

  • No salgas del clóset presentando a las personas a tu novio. Esto obliga a tener que aceptar dos cosas a la vez. Primero revela que eres gay y sólo después que estás saliendo con alguien. Es más fácil para la gente asimilar información nueva en dosis pequeñas, particularmente si no están muy familiarizadas con la homosexualidad.

 

  • Prepárate a enfrentar preguntas tal vez ofensivas. La gente puede preguntar cosas como “¿acaso Dios no odia a los raritos?” o “todos los gays acaban siempre abusando de los menores”. No dejes que esto te haga enojar. Recuerda que los prejuicios están aún muy extendidos y todavía hay mucho que aprender acerca de la homosexualidad. Proporciónales la información que puedas –un libro o un folleto-, o información de organizaciones que eduquen sobre la homosexualidad.

 

  • Prepárate. A algunas gentes les escandalizará o les confundirá tu revelación. Recuérdales que tú sigues siendo la misma persona de siempre. Sólo estás compartiendo algo más acerca de ti. Habrá gente que no te apoye mucho cuando salgas del clóset. Y si un amigo tuyo te abandona por completo al revelarle tu orientación sexual, piensa que él o ella no era realmente tu amigo. Los amigos te aceptan tal y como eres.

 

  • Si tienes miedo de que algo temible o violento pueda suceder al salir del clóset, eso significa que probablemente no es una buena idea hacerlo ahora. Puedes tal vez esperar hasta estar en un entorno más seguro.

 

  • En caso de que las cosas salgan mal con tus padres, es importante tener un plan de emergencia. Si necesitas ayuda extra habla con algún familiar en quien confíes y pídele que te ayude en este proceso.

 

Esta decisión es sólo tuya, y depende de cómo te sientas y de las circunstancias en las que te encuentres, pensando si es conveniente hacerlo o no.

Y esto nadie puede valorarlo mejor que tú mismo.

 


Extras:

Personajes conocidos (y no necesariamente dignos de mención) que han salido del clóset

Historias y experiencias de salir del clóset (en inglés)

 

*Tomado y adaptado de Network for Family Life Education, State University of New Jersey, 2005. Traducción: Carlos Bonfil.