Hay muchas primeras veces. Primera vez que vamos a una competencia deportiva, primera vez que nos vamos de viaje o vacaciones solos, primera vez que leemos un libro, primera vez que muchas cosas!

A veces todas esas primeras veces dan un poco de nervios, unas las queremos hacer ya cuanto antes, y otras de plano no queremos. El hecho de que por los nervios no podamos hacer algo por primera vez, no es algo necesariamente malo. Es de hecho una señal de que probablemente no estemos listos para hacerlo.

Poco a poco, mientras conocemos otras cosas y pensamos y reflexionamos sobre el asunto, los nervios van haciéndose menos y las ganas le van ganando. Y es cuando las ganas son mayores que los nervios y cuando se sabe de que se trata el asunto, cuando probablemente se esté listo para hacerlo.

Aunque todas las historias son distintas, por ejemplo hay quien quiere apresurar las cosas y no sabe ni lo que hace y al final resulta en una experiencia no tan buena.

Hay quienes buscan el momento perfecto, la situación perfecta y la persona perfecta y se quedan esperando toda la vida, y cuando encuentran todo eso se dan cuenta de que tampoco era la gran cosa. Todas las personas son distintas y no hay una receta que aplique para todos. Cada uno va haciendo su propio camino.

 

En todo esto, también está el primer beso con un chavo, la primera vez que se sale con otro y cosas así.

Y también la primera vez que se tiene sexo. Al respecto sólo tu tomarás la decisión de cuando hacerlo. No te diré cuando ni como, pero si que cuando lo hagas, lo hagas porque realmente quieres, y no porque nadie te presione o te convenza, sino porque quieres.

A veces esas primeras veces son algo raras, porque no estamos acostumbrados a las situaciones, pero sin duda tienen mucho de emoción.

Cuando lo hagas, que sea porque así lo quieres,

Y aunque muchas veces esas ocasiones son inesperadas, no olvides protegerte!

 

 

 

 

 

P.D. Dicen que primera vez solo hay una, pero no lo creo. Aunque haya habido antes otras; cualquier momento puede ser, con solo quererlo, como si fuera la 1a vez