Digamos que has visto a alguien por ahí. Que te lo han presentado o es amigo de un amigo, o que lo ves en el antro.

Y sucede algo: Te gusta.

Y sucede algo más: Lo quieres para ti.

¿Para qué? A lo mejor sabes, a lo mejor aún no lo tienes claro. Pero lo que sí sabes es que lo quieres.

¿Que haceeer?

¿Qué hacer para que el también quiera? Que hacer para que se fije en mí? ¿Qué hacer para resultarle agradable?

En esto no hay reglas. Ni recetas mágicas. Si las hubiera todos andarían quien les gusta y nadie estaría suspirando por nadie. Pero no es así.

Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas.

Cuando uno no le gusta a alguien, pss no le gusta y ya. Tratar de insistir y convencer a alguien es como si alguien que no nos gusta esté insistiendo y tratando de convencerte para que te guste.

Uno no puede gustarle a todos, así como no todos nos gustan. Y eso es algo que hay que aceptar con naturalidad. Quizá haya personas que nos gusten, pero que ni nos pelen, y personas a las que les gustemos, pero que nomás no les demos lo que ellos esperan.

Pero digamos ahora que alguien te gusta y a ese alguien también le gustas, o al menos no se ha mostrado indiferente

 

Que haceeer?

Antes que nada hay que evitar 2 cosas que suelen abortar las buenas historias antes de estas que comiencen: La Timidez y el complejo de Superioridad.

 

 

Ya salvadas la timidez y el complejo de superioridad hay 3 claves que son fundamentales:

 

Mostrarse agradable

Hacerle notar que te interesa

Ser natural

 

 

 

 

Mostrarse agradable:

Eso de que a la niña que te gustaba en la primaria tenías que jalarle las trenzas quedó en la primaria. Ahora hay que mostrarse agradable. ¿Qué quiere decir esto? Ser lo que deberíamos ser siempre con todos: amables, sonrientes, acomedidos y esas cosas. Lo normal. (No lo lo empujes para poder abrirle la puerta, ni lo obligues a tragar toneladas de comida si no quiere).

 

Hacerle notar que nos interesa:

Esto es importante. Hay muchas formas de hacerlo, y cada quien lo hace según el momento, la persona, etc. De ejemplo les contaré las últimas veces que me lo dijeron a mí. Alguien que ya conocía me dio un abrazo. Alguien que no conocía, simplemente se puso a platicar conmigo. Alguien a quien ya conocía me dijo por msn "Me gustas". Alguien que no conocía me dijo en un antro "Hola, como te llamas? Quieres bailar?" Alguien a quien ya conocía me lo dijo sin palabras ni contacto físico, fue tarado tardado, pero después de muchas salidas lo noté. A veces con quien no conocemos es más fácil que con quien ya conocemos. Porque si son ya nuestros amigos y luego no quiere, pensamos que a lo mejor se echa a perder la amistad, y si me ha pasado. pero otras veces no sucede así y seguimos siendo tan amigos como antes. Esto depende de la capacidad de las personas para poder superar lo adverso y para poder valorar lo bueno que ya se tiene. Berrinches todos hacemos. Hay que tratar que no sean permanentes. (Hacerlo notar no es lo mismo que acosar ¿eh?).

 

Ser natural

A veces para "tratar de convencer" a alguien de que nos haga caso podemos caer en excesos que son de lo más contraproducentes. Ser algo que no somos siempre se descubre y es peor. Además, en quien quieres que se fijen ¿En ti? ¿O en alguien que inventaste y que no existe? Así que si no eres un cuentachistes frecuente, evita aprenderte un día antes el CD de Polo Polo. Y si sí lo eres, ¿Para que ocultarlo? Por otro lado, un ser humano es lo que es por sus cualidades humanas, no por sus posesiones ni por papeles con su nombre que digan que es tal o cual cosa. Así que es mejor abstenerse de dar informes sobre el estado financiero propio, presumir hablar del curriculum o de la tía que tenemos que es hermana de tal empresario o de tal actriz de telenovela o peor aún: del presidente =S Hacer esto es taan de mal gustooo.

 

Mantener el contacto es importante, así que si lo acabas de conocer, no hay que olvidar los teléfonos o dirección de correo. Puedes dárselos o él a ti, o intercambiar. Llegando a tu casa pásalo a alguna agenda o algo. Tantas batallas importantes en la historia se perdieron porque el mensajero perdió el papelito que le mandaban al Rey! O porque el Rey lavó sus jeans y ahí lo había dejado!

 

Ahora que?

 

Pss depende de si el otro también quiere contigo o no. Si no quiere, pss igual y hasta ahí se llega. Si sí quiere pero nomás solo un poco mas allá, pss iwal y solo se llega hasta ese poco más allá. Y si quieren más, pss igual se va dando mas.

 

Cada historia inicia diferente y es diferente.

En un mundo ideal, todos deberíamos tratarnos bien. No es un mundo ideal en el que estamos. Pero podemos hacer lo que nos toca para tratar de que así sea.

Si esas historias son buenas, como una buena película o como un buen libro, hay que disfrutarlas momento a momento!