Los que cuentan historias mienten.

Eso dice Radboy. Y creo que es verdad.

A veces la historia va haciéndose como el juego de teléfono descompuesto. Alguien le cuenta a alguien que vio algo, luego ese lo cuenta a otro y ese a otro y ese a otro y ese a otro y al final la historia final nada se parece a la original.

Hay ocasiones en las que nos llevamos grandes sorpresas cuando creemos que algo así siempre ha sido y derrepente caen en nuestras manos versiones más cercanas de los hechos. Como cuando se hallaron los rollos del Mar Muerto, los murales de Bonampak, o más recientemente la máquina de Antikitera entre muchísimas cosas que cada rato salen a la luz y que nos muestran que la historia oficial es muy distinta a lo que creíamos.

 

Pero eso no solo ocurre en sucesos que pasaron hace siglos. También pasa con lo que paso hace pocos años e incluso con suscesos que están ocurriendo hoy. Se nos dicen muchas cosas pero hay cosas que dificilmente se pueden comprobar al 100%.

 

Cosas tan recientes como quien ganó la ultima elección, quien se ha llevado la lana del presupuesto, quien se ha llevado el queso del ratón, o cosas así, probablemente nunca las sabremos. (O quien sabe!)

Aunque hay otras cosas que si podemos constatar porque las hemos visto, y hemos sido testigos de ello. A lo mejor no sabemos los detalles de como sucedieron ni lo que ocurrió tras bambalinas, pero son cosas que ahi están.

 

Estar enterado es báaaasicooooo!

 

Conocer y saber las cosas que pasaron y que estan ocurriendo en nuestra localidad o en el Mundo nos sirve para saber a donde vamos, de donde venimos, las cosas que vale la pena cuidar, y las que estuvieron mal y que hay que evitar.

Saber y conocer siempre con una mirada crítica. Porque como diría Radboy: Los que cuentan historas...

Ejemm... ya había escrito un chorote pero lo borré (porque quise).

 

Solo dejaré esto:

 

 

La historia contemporánea es la que tú quieras hacer.

La historia está en tus manos.