No estoy seguro, pero creo que de todo lo que el hombre fabrica en el Mundo, lo que tiene más diversidad es la ropa.

Imagínense que somos 6 mil millones de habitantes y por cada uno habrá que poner como mínimo unas 3 playeras un pantalón, y un par de calzones, eso da más de 12 mil millones de prendas! sin contar que usamos mucho más que eso! Por eso es que hay taanto de donde elgir y formas de combinar que cada uno pueda tener un estilo prácicamente único.

Cada quien va definiendo su propio estilo, modificándolo o probando otros, hasta que encuentra alguno que le guste, o quien sabe, quizá lo que le guste sea siempre cambiar.

No soy un teórico de la moda y la verdad no estoy muy al tanto de todo. De hecho, cuando platico con alguien con el que a veces platico, le digo: "No sé, yo solo uso camisón de franela".

No sabría cómo explicar que haya ciertas líneas generales en las sociedades, no sabría porqué en occidente es de uso común el pantalón y la camisa y en tierras árabes la túnica. O porqué en Japón no se puda entrar con zapatos a una casa, o porque a los holandeses se les ocurrió hacer zapatos con madera.

Y este choro es porque la neta no se cómo justificar las siguientes recomentaciones que voy a escribir aquí.

Si tanto se dice aquí que cada quién elija lo que le gusta y que cada quien puede hacer de su culo un papalote, entonces como que es medio contradictorio. Así que les doy permiso (pero solo por esta vez eh?) de saltarse esta página y no leerela, o decir que no sirve después de leerla.

 

 

Bueno ahí va:

 

 

Lo más caro no siempre es lo mejor. Y lo mejor no siempre es lo más caro. ¿Y que es lo mejor? Lo que más te guste y te acomode. Suele pasar que vayas a una tienda cara y sólo te convenzan 1 o 2 prendas, o ir a una no tan caro e igual te convenzan 1 o 2 prendas. Pero lo increíble es que puedes comprar una prenda que te guste a un precio muy diferente. Por eso es bueno no cerrarse a las posibilidades. En el lugar más insospechado se puede encontrar algo que te guste (y eso aplica para muchas cosas aparte de la ropa).

Y eso nos lleva a la forma de comprar ropa.

No es una buena idea ir un dia y de jalón comprarse un montón de ropa. Porque nos llevaremos la que nos guste o más o menos nos guste de la que sólo en ese momento haya disponible.

Es mejor ir a visitar las tiendas regularmente y entrar sólo para ver que es lo nuevo o que hay de bueno. Probablemente te gusten algunas cosas y de entre esas habrá quizá alguna que te guste mucho mucho, y entonces puedes comprarte sólo esa, o regresar después por ella.

Algún tiempo después, puedes hacerte de otra prenda, y de esa forma, todas las cosas que vayas comprando serán las que realmente te gustaron y por eso las tienes. No porque algún día solo tenías que ir a comprar. De esa forma el guardarropa que tengas estará ocupado por ropa que realmente te gusta.

Pruébate siempre lo que compres, no importa que sea la tienda que sea. Si no te convence mucho, no lo compres. Si después de comprarlo no te convence, devuélvelo, sin pena.

Usa la ropa con la que te sientas cómodo contigo mismo. Se vale experimentar, se vale observar, se vale hojear revistas.

A continuación escribo unos puntos que en mi muy particular punto de vista pueden ayudar:

 

 

 

No usar ropa pirata

Por más bien hecha que esté, siempre se nota. Lo más importante de una prenda es su color, estilo y su corte y sobre todo, que te guste. No la etiqueta. Es mejor usar una prenda que te guste aunque sea de marca desconocida. Recuerda que los grandes diseñadores empezaron siendo unos desconocidos, y si no hubiera habido gente que valorara más la prenda que la marca, ahora nadie los conocería.

 

 

 

No ser un anuncio ambulante

Evita las prendas que tengan el logotipo de la marca enooorme y visible desde kilómetros. Nadie te paga para que les hagas publicidad. Tal vez alguien lo haga poque piense que de esa forma los demás notarán lo que usa. Pero lo que notarán es que quiere que lo noten. Y eso pues como que da pena ajena.

 

 

 

No uses bolsas de señora

Los bolsos de 2 asas son sólo para señoras. A menos que sean maletas deportivas donde lleves realmente el equipo del deporte que practicas. Siempre hay mochilas, backpacks de muchos diseños. Hasta un costal de mecate es preferible.

 

 

Olor

Fumar dejó de ser cool. Ya no impresiona a nadie y de hecho molesta a quienes cuidan su salud o simplemente no quieren respirar el humo de cosas quemadas. Pero si aún así lo haces, cuida que tu ropa no se impregne mucho de ese olor, lavarla o colgarla al Sol es básico. Alguien que te abrace quizá quiera saber a que hueles tu, y no el olor a quemado, tabaco o... mota.

 

 

 

Zapatos

No uses zapatos blancos (tenis si se vale). No uses zapatos de punta aguda (puntiagudos). No uses zapatos de piel de punta totalmente cuadrada. No mocasines, prefiere los zapatos con agujeta. No uses sandalias en el metro o cosas así. El calzado dice mucho de tus gustos paticulares y revela un poco de tu forma de ser.

 

 

 

Pantalones

No uses pantalones con pinzas al frente. Prefiere los de frente plano. Si son jeans, y decides plancharlos, no los planches haciéndoles la rayita en medio de cada pierna. Algunos aparte de la talla vienen en diferente largo y en diferente corte: ajustados, relajados y amplios, Cuando los compres, si no estás seguro, sin pena pruébate varios hasta que des con el que te guste o pregunta al vendedor.

 

 

 

Ropa interior

Simpre limpia, preferentemente de algodón Y siempre sexy. Las ocasiones de mostrarle los chones (y lo que hay debajo) a alguien suelen ser imprevistas, así que hay que estar preparado. Unos chones bonitos siempre dan una buena impresión. Chon bonito no es igual a Calvin Klein, puede ser cualquiera que simplemente esté bonito. Tangas jamás.

 

 

 

 

 

Anillos

No. A menos que estés casado o seas Walter Mercado.

 

 

 

 

Accesorios

Relojes, pulseras, collares, celulares, gafas, ipods, llaveros. "Todo exceso es mucho". Usa el sentido común. Usar cosas muy caras puede ser peligroso y peor aún: de mal gusto. Hasta la Reina de Inglaterra usa sus joyas sólo en ocasiones especiales.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay que decir algo:

Así como el hábito no hace al monje, el traje de baño no hace al clavadista y la bata no hace al científico, una buena ropa no hace que seas una mejor persona.

La ropa es solo algo accesorio.

Lograr ser una mejor persona se logra de otras formas, y todas ellas son gratis e incalculablemente más valiosas.

 

 

 

 

 

 

 

Menú de Imagen
Menú Principal