A veces sucede que conocemos a alguien que nos gusta y nos cae bien y nos llevamos bien con él. Y el corresponde y también piensa y siente algo parecido.

Entonces la relación comienza a hacerse más cercana y los sentimientos empiezan a crecer poco a poco.

Y la amistad empieza a tranformarse en otra cosa.

¿En que cosa? Bueno... en muchas cosas, a veces super amigos, o amigos con derechos, o cosas así.

Sucede que derrepente tienes un amigo con el que compartes muchas cosas, pero no solo cosas de amigos, además compartes algo de tu sexualidad, algo de sentimientos, algo de apoyo, algo de muchas cosas!

Una de las cosas más comunes que pasan después, aunque no necesariamente, es eso de hacerse novios o pareja.

Hace tiempo, cuando apenas estaba conociendo estas ondas, se me hacía muy extraño esto de los "novios" cuando era entre 2 chavos. Siempre me haba imaginado a los novios como 2 muñequitos de pastel de boda, la del vestido blanco y el del traje. Un chavo y una chava. Y que 2 chavos fueran novios como que no lo entendía mucho.

Pero lo que si entendí tiempo después fueron las ganas de estar con alguien que había conocido. Las ganas de invitarlo a salir, de platicar, de verlo, y también, ganas de otras cosas... =P

Entonces no se me hizo tan rara la idea de ser "novios" o algo así.

A veces es taan inevitable sentirse atraídos por alguien. Y felizmente hay ocasiones en las que ese alguien también se siente atraído por uno. Tanto que a veces uno hasta se enamora.

Eso del amor tampoco lo entendía muy bien hasta que me pasó. Y puedo decir que es algo tootalmente fuera de este mundo. Las sensaciones son tan intensas y tan grandes que me rebasaban por completo.

 

Y también conocí el desamor. Creí que el mundo se acababa. Que todo se acababa.

Pero no se acabó.

Al otro día volvía a salir el sol y estaba vivo y podía seguir haciendo las estupideces de siempre. Uno siempre aprende mucho de esas cosas. El amor le muestra a uno que el mundo es muchiiisimo más amplio de lo que parece y que hay taantas cosas aún por conocer!

El panorama de la vida se había ampliado tanto que la esperanza de que las cosas mejoraran se hizo muy muy grande.

Conocer el amor es también descubrir una parte muy poderosa de uno mismo. Una parte que es medio salvaje y hasta irracional pero sin duda, y aunque se escuche cursi: maravillosa.

No en vano es el tema recurrente en la música, en la literatura y en otros muchos lados.

 

Hace unos pocos años algunos científicos dijeron que habían descubierto el proceso fisiológico del enamoramiento. Y explicaron que cuando alguien estaba enamorado, su cuerpo producía una gran cantidad de sustancias químicas que hacían que uno se sintiera así y que todo pasaba cuando terminaba ese periodo. Muchos pensaron entonces que el amor era solo una cuestión de sustancias químicas.

 

Pero no. Sucede que esas sustancias químicas son parte natural de un humano. Y lo que detona todo eso son precisamente los sentimientos. Y el enamoramiento es tan real como la tierra que pisamos, tan real como el aire que respiramos, aunque no lo podamos ver.

 

Y las formas en las que esto puede pasar son taan distintas! A veces ni queremos y nos sucede. A veces queremos y buscamos y nomás no sucede. A veces las historias empiezan por el final y otras por el principio y hay otras que nunca acaban.

Este camino, como muchos otros, tiene sus curvas y rectas. Sus bajadas y subidas. Por cuestiones varias, pero en general porque somos humanos, a veces nos equivocamos y las cosas no resultan del todo bien o a veces si resultan bien.

Algo que he notado y en lo que siempre he pensado es que cuando 2 se hacen pareja es porque al principio se caían tan bien que decidieron estar ún más mas juntos. Pero muchas veces ya siendo pareja se pelean y ya ni se vuelven a ver. Y pienso, no sería mejor que hubieran seguido solo como amigos?

 

Pero la verdad es que no necesariamente todo tiene que terminar o terminar mal. Sin duda las separaciones no son agradables. Y se dan porque seguramente no todo estuvo del todo bien. Pero con el tiempo, quizá uno vaya entendiendo que los errores del otro o los propios fueron solo eso: errores. Y entonces pueda retomarse la amistad que hubo. Una amistad mucho más fuerte y verdadera.

A mi me da mucho gusto ver a una amiga y a un amigo que en la prepa eran novios. Se separaron y ahora cada quien anda con alguien. Pero ahora son los mejores amigos. Al verlos yo diría que es mucho mas que una amistad. Y no me refiero a que se den fajes, sino a un lazo entre ellos que se nota y se percibe con solo verlos.

Todos recorremos caminos distintos para conocer al amor. En esos caminos a veces vamos tomados de la mano con alguien y a veces no vemos a nadie junto a nosotros, pero eso no significa que estemos solos. Si ponemos atención, el amor nos puede enseñar muchas de las cosas mas valiosas de la vida.